lunes, 7 de junio de 2010

Pensamientos diluidos

En la habitación de aquel extraño hospital, donde el Capitán Astro estaba, era todo blanco.
Hasta él se confundía con el decorado de la habitación, todo blanco.

Estaba atormentado, cada vez más, porque no veía a su enfermero favorito, pero tampoco estaba la enfermera que me grita. ¿Donde están?

Mientras, Marc, se estaba volviendo algo especial. Su encierro, no voluntario, le estaba marcando. Estaba olvidando todo, su mente se iba borrando y se iba quedando en blanco.

Aunque, de vez en cuando escuchaba una voz muy cercana y que le era muy familiar, pero ¿de donde viene esa voz? (Me estoy volviendo loco?!!!!)

martes, 11 de mayo de 2010

Capitan Astro continua

Tristeza amor pena alegría por estar aquí.
Siento dolor cuando oigo hablar de tí.
Mi enfermero favorito, Marc, está desorientado, después de tanto tiempo encerrado en el cubo, con los cuerpos putrefactos y desechos. Se estaba volviendo loco, hablaba con los cadáveres, se reía con ellos, discutía con ellos.....

El cubo era una inmensa cárcel, de la que no podías salir. Había una salida, pero estaba camuflada y oculta.

Era un cubo minimalista, todo blanco, muebles blancos, alfombras blancas, paredes blancas, sofas, sillones, sillas, taburetes blancos, incluso la vitro era blanca, los cristales que formaban el cubo reflejaban el interior blanco, no te dejaban ver lo que había fuera, no habia nada que no fuera blanco. Impoluto, virginal, inmaculado, se escuchaba la cancion "white night"



Un loop interminable,

domingo, 25 de octubre de 2009

Parece que se pospone

Tras varios intentos de continuar con Capitan Astro y sus vicisitudes, parece ser que no me es posible.
Falta de tiempo material es la principal causa.

Lo siento querido amigo lector, pero creo que Capitan Astro descansará en paz, por un rato. No digo que se muera, no, algún día volverá con fuerzas. Cuando? No lo sé.

Avisaremos.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Segunda Temporada -- Coming soonisimo!!!!!!!

Sigo estando vivo ... pensó el enfermero favorito cuando se dió cuenta de que nada podía hacer por salir de aquella habitación-carcel, en la que se encontraba.

El Capitán Astro, ¿seguía en su habitación de hospital?, o ¿donde estaba realmente?....

¿Que fue de la enfermera que me grita?

jueves, 3 de septiembre de 2009

Breve presentacion

Tras un breve o largo parentesis, según se mire, vuelvo.

No quiero precipitarme como en todos los comienzos, de que será fantastico, lo nunca visto, y tendrá mas exito que la primera temporada. Lo que si digo, es que no sé como va a ser, irá surgiendo día a día, semana a semana.....

YA ESTOY AQUÍ.

P.D.: Gracias, Theo por seguirme incondicionalmente.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Fin de la primera temporada

Volvemos en septiembre.

P.D.: Pido paciencia a mis fervientes seguidores.

martes, 19 de mayo de 2009

El enfermero favorito, estaba deseperado, no había forma de salir de aquel sitio en el que se encontraba. Los tres maromos, tres, no es que no se despertaran, es que estaban muertos.

- No recuerdo nada, ¿donde estoy?, ¿qué ha pasado?....- preguntas sin respuestas.


Mientras, el Capitán Astro, seguía pulsando el timbre rojo, y seguía sin acudir nadie. Los ojos rojos, con visión borrosa, del llanto que tenía, no le impidieron ver una sombra que se movía alrededor suyo, pero que no podía distinguir.

-¿Eres tú mi enfermero favorito? - preguntó al aire de la sombra,
- Nadie le respondió.

Astro sabía que no era el, no percibía su energía.

Al cabo de un gran rato, la sombra dejó de observar a Astro, y acudió la enfermera que le escupe en la comida.

-¿A que viene tanto lloriqueo, Sr. Astro? - Astro estaba estupefacto, era la primera vez que le hablaba.

- Llevo pulsando el timbre rojo desde hace un buen rato, estaba muy mareado, y nadie venía a ver que me pasaba, ¿donde está mi enfermero favorito?
- ¿Qué timbre rojo, Sr. Astro?. Cuando algún paciente nos quiere llamar tiene que hacerlo a través del telefono. No tenemos ningún pulsador.
- Astro parecía confuso. Efectivamente, no había ningún timbre rojo por ningún lado. ¿Estoy perdiendo mis poderes mentales? ¿Me están haciendo ver cosas que no existen?.....


- Tengo que salir de aquí, - continuaba su conversación interior el enfermero favorito.
Se puso a examinar toda la habitación, por algún lado tuvo que entrar, tiene que haber algo que indique la salida.
Examinó el loft, palmo a palmo, buscando cualquier cosa que pudiera parecer a un pomo de puerta, o algún resquicio por el que se pudiera intuir que había una puerta. Dio varias vueltas, no encontraba nada. Los tres maromos, no tenían signos de violencia, estaban tal como los había conocido la noche anterior.
- ¿Cómo es posible que estén muertos?- pensaba.
- Bueno vamos a seguir intentando encontrar una salida, y luego ya explicaremos lo de los tres maromos.

Lo que el no sabía, es que justo debajo de los tres cuerpos, es donde estaba la entrada y la salida de aquel sitio.





domingo, 10 de mayo de 2009

Astro recordando

Se despertó con la boca pastosa, ( el no lo sabía pero se había tirado 3 días durmiendo).
Miró la habitación, estaba un poco perdido, tenía la sensación de estar en otra dimensión.
Pulsó el timbre, quería ver a su enfermero favorito, pero no acudía nadie. Insistió tres veces, pero nadie parecía que le oyera.

Se puso a recordar cuando era más joven , y lo feliz que se sentía cuando volaba por la ciudad, libremente, saludando a todo el mundo, lo invencible que se sentía.

- ¿Te acuerdas?- se decia a el mismo.
- ¿Te acuerdas de aquella vez....? - y sonreía por la comisura de los labios.

No, no había nadie en la habitación, estaba el solo, y si miramos al hospital, te das cuenta que la unica habitación ocupada que hay es la suya, el resto de habitaciones, pasillos, puertas, ... que se supone que hay en un hospital, no existen.

Capitan Astro, trató de levantarse de la cama, pero no podía, en el momento que se incorporaba, todo le daba vueltas, a 1000 rpm, tenía que volver a echarse en ella. Pulsaba el timbre rojo, pero nadie respondía.

Se echó a llorar.

jueves, 7 de mayo de 2009

miércoles, 29 de abril de 2009

La enfermera relajada

Astro seguía durmiendo.
El enfermero favorito, estaba sin saber donde estaba.
La enfermera que le escupe en la comida del capitan astro, estaba en su garita, tranquila, relajada, y con la sonrisa en la comisura de los labios. Se sentía satisfecha, sabía que estaba haciendo bien su trabajo.

De repente, esa placidez se convierte en rigidez, estaba sonando el timbre de su habitación.

- Joder, (con lo bien que estaba, pensaba la enfermera que le escupe en la comida del Capitan Astro), el petardo del Capitan Astro siempre tiene que estar dando la lata.
¿Que coño quiere ahora? ¿Como puede estar despierto? Si con lo que le di tenía para dormir tres días.

Se levantó perezosa, hacia su habitación, pensando en lo que le iba a decir....... no pudo pensar más.